Funciones del Lisosoma


Los lisosomas son orgánulos rodeados de membrana que contienen una serie de enzimas capaces de degradar todas las clases de polímeros biológicos (proteínas, ácidos nucleicos, carbohidratos y lípidos). Los lisosomas trabajan como el sistema digestivo de la célula, funcionando tanto para degradar el material captado del exterior de la célula como para digerir los componentes obsoletos de la propia célula. En su forma más sencilla los lisosomas se observan como vacuolas esféricas densas. Pero pueden exhibir diversidad de tamaños y de formas en función de los distintos materiales que hayan captado. Por lo tanto los lisosomas representan orgánulos morfológicamente diversos definidos por la función común de degradar material intracelular. Una de las principales funciones de los lisosomas es la digestión del material captado del exterior de la célula mediante endocitosis. 






































Los lisosomas contienen cerca de cincuenta enzimas con funciones degradativas diferentes que pueden hidrolizar ADN, ARN, proteínas, polisacáridos y lípidos.

Es muy interesante saber que los lisosomas son causantes de más de 30 enfermedades congénitas humanas diferentes, llamadas enfermedades de deposito lisosomico y esto se debe ya que el material no degradado dentro de la célula por las proteínas de los lisosomas se acumula en este mismo.


Lisosomas primarios 

Son orgánulos derivados del sistema de endomembranas. Siendo cada lisosoma primario una vesícula que brota del aparato de Golgi, con hidrolasas (enzimas hidrolíticas). Las enzimas hiidriliticas son sintetizadas en el reticulo endoplasmatico rugoso y viajan hasta el aparato de Golgi por transporte vesicular. Donde se presenta una glicosilación terminal de la cual resultan con cadenas glucídicas ricas en manosa-6-fosfato (manosa-6-P). La manosa-6-P es el marcador molecular, la “estampilla” que dirige a las enzimas hacia la ruta de los lisosomas. Se ha estudiado una enfermedad en la cual las hidrolasas no llevan su marcador; las membranas del aparato de Golgi no las reconocen como tales y las empaquetan en vesículas de secreción para ser exocitadas. Quienes padecen esta enfermedad acumulan hidrolasas en el medio extracelular, mientras sus células carecen de ellas.

Lisosomas Secundarios

Fagolisosomas. Estos se originan de la fusión del lisosoma primario con una vesícula procedente de la fagocitosis, denominada fagosoma.


Endosomas tardíos. Surgen al unirse los lisosomas primarios con materiales provenientes de los endosomas tempranos. Los endosomas tempranos contienen macromoléculas que ingresan por los mecanismos de endocitosis inespecífica y endocitosis mediada por receptor. Este último es utilizado por las células para incorporar, por ejemplo, las lipoproteínas de baja densidad o LDL.


Autofagolisosomas. Es el producto de la fusión entre un lisosoma primario y una vesícula autofágica o autofagosoma. Algunos orgánulos citoplasmáticos son englobados en vesículas, con membranas que provienen de las cisternas del retículo endoplasmático, para luego ser reciclados cuando estas vesículas autofágicas se unen con los lisosomas primarios.

Fuentes de información: 


Cooper's La Celula Autor/es: Geoffrey M. Cooper, Robert E. Housman Año: 2002 - 2ºedicion Editorial: Marbán